Campamento Arba Minch 2015. Contado por Esther.

Mi experiencia en los campamentos de verano del orfanato de Lemate fue algo extraordinario, realmente muy difícil de describir.

El primer día tanto los niños como nosotros nos empezamos a conocer y fue maravilloso ver como enseguida nos hicimos amigos. Eran unos niños estupendos, alegres, cariñosos y con unas enormes ganas de aprender y de jugar.

La sorpresa fue mayor cuando a medida que corría la voz cada día nos encontrábamos más niños en el campamento y algún que otro padre que se quedaba para ver qué era lo que hacíamos.

A primera hora todos nos despertábamos realizando con ellos juegos de gimnasia y bailes para desarrollar la psicomotricidad. Continuábamos el día con talleres y más juegos, todos en inglés, disfrutando al máximo de cada nueva experiencia tanto para ellos como para nosotros. Les encantaba el pinta caras, los globos, los juegos de relevos, era una gozada ver como se divertían y lo contentos que se ponían cada vez que les tocaba realizar una nueva actividad.

Todos los días nos recibían y despedían con abrazos y besos algo que te emociona todavía cada vez que te pones a pensar en ello.

Después del almuerzo nos tocaba clases de conversación con los adolescentes, una experiencia completamente distinta. Lo aprovechamos al máximo y los chicos que al principio no eran capaces de formar una frase o qué no te entendían cuando les hablabas, después de asistir a clases con todas sus ganas y esfuerzo, te preguntaban, contestaban y se ponían súper felices cada vez que conseguían hablar en inglés o que eran capaces de realizar el juego que les proponías.

El día no acababa allí porque por la tarde damos clases de conversación también en la Misión, era un grupo muy diverso pero todos venían con unas ganas de aprender y aprovechar las clases enormes. Eran personas alucinantes y nos divertimos muchísimo repasando geografía, historia y cultura etíope. Todos te agradecían enormemente que les ayudaras a aprender inglés y recibíamos un cariño especial.

Ir con Isaías supuso una alegría extra, conseguía que todos nosotros estuviéramos más contentos si cabe, amenizando el día con sus canciones y su forma tan positiva de ser.

Menudo viaje. Ya nos estamos preparando para los de este año!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!