colaboradores_gamo-gofa
Mis razones

“Pues por varias razones. La primera porque me enamoró Etiopía y su gente en mi primer viaje allí. Vimos un país hermoso y lleno de posibilidades en el que hay mucho por hacer y, lo mejor, gente dispuesta a ello. Sentimos una actitud diferente a la de otros países y decidimos que no podíamos volver a casa y olvidarnos sin más.


Si podíamos hacer algo, teníamos que hacerlo, y, esa es la segunda razón: porque si todos ponemos un poquito de nuestra parte este será un mundo mejor. Seguro que entre todos los amigos y colaboradores de Gamo Gofa no podemos escolarizar a todos los niños del mundo, pero hay más de 300 en Etiopía, en Arba Minch, que siguen yendo a la escuela gracias a esos pequeños esfuerzos.


Esto me lleva a la tercera razón, que fue el encontrar un proyecto en el que creer y que encajaba con nuestras convicciones y posibilidades. Creo que la educación es la base del desarrollo verdadero y queríamos un proyecto que hubiera sido creado por alguien local y que se sintiese responsable del mismo. Además, tenía que ser algo con un presupuesto del que pudiéramos responder.


Encontrar a Kasech y Lemathe Orphanage fue increíble. Tras visitar otros proyectos, conocí a esta profesora de escuela con parco inglés y que llevaba varios años tratando de recaudar fondos para mantener a flote su kindergarden. Tanto ella, como su proyecto encajaban perfectamente con lo que buscábamos. No me podía creer que encontrásemos algo que nos encajase tan bien! Desde entonces colaboramos con ella y con la zona en general. Cada año vuelvo allí y renovamos lazos e ilusiones.”

colaboradores_gamo-gofa

Mis razones

“Pues por varias razones. La primera porque me enamoró Etiopía y su gente en mi primer viaje allí. Vimos un país hermoso y lleno de posibilidades en el que hay mucho por hacer y, lo mejor, gente dispuesta a ello. Sentimos una actitud diferente a la de otros países y decidimos que no podíamos volver a casa y olvidarnos sin más.


Si podíamos hacer algo, teníamos que hacerlo, y, esa es la segunda razón: porque si todos ponemos un poquito de nuestra parte este será un mundo mejor. Seguro que entre todos los amigos y colaboradores de Gamo Gofa no podemos escolarizar a todos los niños del mundo, pero hay más de 300 en Etiopía, en Arba Minch, que siguen yendo a la escuela gracias a esos pequeños esfuerzos.


Esto me lleva a la tercera razón, que fue el encontrar un proyecto en el que creer y que encajaba con nuestras convicciones y posibilidades. Creo que la educación es la base del desarrollo verdadero y queríamos un proyecto que hubiera sido creado por alguien local y que se sintiese responsable del mismo. Además, tenía que ser algo con un presupuesto del que pudiéramos responder.


Encontrar a Kasech y Lemathe Orphanage fue increíble. Tras visitar otros proyectos, conocí a esta profesora de escuela con parco inglés y que llevaba varios años tratando de recaudar fondos para mantener a flote su kindergarden. Tanto ella, como su proyecto encajaban perfectamente con lo que buscábamos. No me podía creer que encontrásemos algo que nos encajase tan bien! Desde entonces colaboramos con ella y con la zona en general. Cada año vuelvo allí y renovamos lazos e ilusiones.”

Compromiso, desarrollo, oportunidad.

Comparte el presente, mejora el futuro. Apostemos por un África mejor, juntos podemos lograrlo.