colaboradores_gamo-gofa
Mis razones

“Cuando una amiga de total confianza te da la oportunidad de participar en un proyecto que consiste en ayudar a dar esperanza a unos niños que no la tienen, aunque ellos aún no lo sepan, uno no puede decir que no. No hace falta conocerlos.

Creo firmemente que de entre las muchas maneras que hay de echar una mano, las orientadas a fomentar la educación se encuentran entre las más efectivas y las que más huella a medio/largo plazo dejan. Esta teoría siempre la he defendido pero la verdad es que nunca había podido verificarla en primera persona. Cuando das dinero a una gran Organización quieres creer que lo administraran con buen criterio, pero, salvo algunas excepciones,  es muy difícil hacer un  seguimiento. En este caso estamos comprobando de primera mano el efecto de nuestra participación,  porque estamos viendo crecer a los niños año a año, cuando vamos allí o cuando Kasech (la Directora del Orfanato) nos manda sus videos e informes. Es importante porque significa que no abandonan el colegio.  No hay intermediarios entre el orfanato y nosotros, y por suerte, la comunicación es cada vez más fluida.

La idea de que podamos actuar como el punto de inflexión que cambie el rumbo de las vidas de algunos de los  niños del colegio  es muy potente e ilusionante. Nadie sabe a donde les llevará el nuevo rumbo, pero con casi total seguridad será mejor que aquél al que iban abocados.

Este  planeta lo compartimos  unos 7000 millones de personas. Una minoría  vivimos muy  bien en él y una gran mayoría muy mal. No podemos estar pensando en esta realidad  todo el día, pero tampoco dejar que nuestras rutinas nos empujen a olvidarnos. Gamo Gofa es una ventana abierta por la que poder asomarme de vez en cuando, y ver con mis propios ojos (no a través de telediarios) cómo es el día a día más extendido en el planeta. Un planeta que como especie, no estamos gestionando muy bien.

No vamos a arreglar nada “sustancial” a corto plazo, pero seguro que el tomar consciencia de cómo son las cosas “ahí fuera” y tener una visión global, tendrá una influencia  en nuestras conductas y comportamientos aquí. De muchas maneras posibles, eso dependerá de cada uno, pero siempre en la buena dirección.”

colaboradores_gamo-gofa

Mis razones

“Cuando una amiga de total confianza te da la oportunidad de participar en un proyecto que consiste en ayudar a dar esperanza a unos niños que no la tienen, aunque ellos aún no lo sepan, uno no puede decir que no. No hace falta conocerlos.

Creo firmemente que de entre las muchas maneras que hay de echar una mano, las orientadas a fomentar la educación se encuentran entre las más efectivas y las que más huella a medio/largo plazo dejan. Esta teoría siempre la he defendido pero la verdad es que nunca había podido verificarla en primera persona. Cuando das dinero a una gran Organización quieres creer que lo administraran con buen criterio, pero, salvo algunas excepciones,  es muy difícil hacer un  seguimiento. En este caso estamos comprobando de primera mano el efecto de nuestra participación,  porque estamos viendo crecer a los niños año a año, cuando vamos allí o cuando Kasech (la Directora del Orfanato) nos manda sus videos e informes. Es importante porque significa que no abandonan el colegio.  No hay intermediarios entre el orfanato y nosotros, y por suerte, la comunicación es cada vez más fluida.

La idea de que podamos actuar como el punto de inflexión que cambie el rumbo de las vidas de algunos de los  niños del colegio  es muy potente e ilusionante. Nadie sabe a donde les llevará el nuevo rumbo, pero con casi total seguridad será mejor que aquél al que iban abocados.

Este  planeta lo compartimos  unos 7000 millones de personas. Una minoría  vivimos muy  bien en él y una gran mayoría muy mal. No podemos estar pensando en esta realidad  todo el día, pero tampoco dejar que nuestras rutinas nos empujen a olvidarnos. Gamo Gofa es una ventana abierta por la que poder asomarme de vez en cuando, y ver con mis propios ojos (no a través de telediarios) cómo es el día a día más extendido en el planeta. Un planeta que como especie, no estamos gestionando muy bien.

No vamos a arreglar nada “sustancial” a corto plazo, pero seguro que el tomar consciencia de cómo son las cosas “ahí fuera” y tener una visión global, tendrá una influencia  en nuestras conductas y comportamientos aquí. De muchas maneras posibles, eso dependerá de cada uno, pero siempre en la buena dirección.”

Compromiso, desarrollo, oportunidad.

Comparte el presente, mejora el futuro. Apostemos por un África mejor, juntos podemos lograrlo.